Yo soy William

William Rivas ayuda a las personas desde hace más de 25 años en sus caminos hacia la realización y empoderamiento personal. Su pasión por las labores que realiza tuvieron su origen a través de sus propios desafíos y momentos caóticos que ha atravesado en el recorrido de su vida. Su gran interés por entender y profundizar sobre las razones por las cuales nos suceden ciertas cosas lo han inspirado a trabajar, investigar y vivenciar sobre diferentes temas que se relacionan con la “Conciencia Humana” como parte integral de nuestro Ser y su interacción con un Universo creado por Dios.

Su sabiduría acumulada a través del paso de los años y el juicioso discernimiento que ha aplicado sobre lo aprendido, observado y experimentado, le permite, en la actualidad, orientar sus servicios sobre aquello que él considera es verdaderamente útil en los procesos de las personas, especialmente, para su crecimiento personal, salud y balance emocional; convirtiéndose en un apasionado de su actividad como Facilitador del Descubrimiento Personal.

Las Empresas y la restructuración de sus procesos internos bajo el enfoque del factor humano como línea fundamental de un verdadero crecimiento y cumplimiento de la misión, visión y objetivos corporativos ha sido otro de los frentes de su enseñanza y acompañamiento. También, después de varios años de experiencia, William dedica parte de su tiempo a asesorar pequeñas y medianas empresas en las transformaciones que requieren para llevar su experiencia de negocios hacia un nivel mucho más consciente. Sus servicios como Gestor del Cambio Organizacional, se dirigen especialmente a ayudar a las compañías a llevar su evolución al siguiente nivel donde se pueda vivenciar un sentido más significativo, incluyente y satisfactorio en su experiencia empresarial.


Cómo puedo ayudarte?

A conocerte mejor y tomar mejores decisiones!

Descubrirnos para sí conocernos de verdad, es tal vez la tarea de aprendizaje más importante en nuestro tránsito por el Planeta.

Creemos conocernos perfectamente pero aún nos falta bastante. Tal vez esto tenga alguna validez para nuestra parte consciente pero la observación de nuestras emociones nos sigue enseñando que es la parte inconsciente la de mayor extensión dentro de ese mundo tan desconocido para todos.

Es precisamente en el inconsciente en donde residen numerosos aspectos nuestros, algunos olvidados y otros rechazados, que claman constantemente por obtener la debida atención y que en definitiva, son los que están maniobrando el timón de nuestra realidad, desde sus puntos traumáticos. Esta área de reconocimiento interior ha sido otro capítulo trascendental en el trayecto de William, así como de investigación y profundización intelectual, también puesta a disposición de todos aquellos que quieran darle un entendimiento mayor y resolución definitiva a los desafíos de desequilibrio emocional que aparecen en sus vidas. Es muy difícil obtener una salud mental, sostenida en el tiempo, sin atender esas partes que hemos evitado por varias razones, muy personales para cada quien, que se identifican y pueden tratarse en una Sesión de Exploración. Algunas de estas subpersonalidades que nos han estado enviado mensajes insistentemente y que no hemos reconocido, expresan finalmente su condicionamiento en nuestro cuerpo, principalmente, para llamar la atención, ya que se constituyen en piezas fundamentales dentro de nuestras lecciones de vida. Su forma de expresión la llamamos enfermedad. William te ayuda a interpretar su origen psicológico por las características y apariencias que éstos aspectos de la Conciencia toman en el cuerpo físico, compartiendo contigo una nueva perspectiva sobre las causas más profundas que ocasionan tal desequilibrio e inspirándote a iniciar un proceso de Balance Emocional e Integración (Sanación) como tratamiento resolutivo que mejore sustancialmente tu calidad de vida..

A enfocarte en tu Propósito de Vida y crear tu realidad!


La carta de navegación que diseñamos, junto con Dios, antes de venir al Planeta; los sentimientos que abrigamos y los pensamientos que fluyen por nuestra mente, crean nuestra realidad.

Estos tres atributos, que definen fundamentalmente nuestro día a día, han sido de especial interés para William, en donde gracias a todo su conocimiento vivencial, facilita un acompañamiento donde comparte y transmite información práctica sobre Propósito de Vida, Alquimia del Pensamiento y Ley de Atracción.

Con la práctica gradual de estas enseñanzas, el consultante iniciará un profundo proceso individual de transformación interior en donde aprende primordialmente a escucharse a sí mismo y a que sus acciones no dependan de otros, sino que se orienten desde su intuición y discernimiento propio.

La conexión que empieza a descubrir consigo mismo traerá significativas comprensiones y nuevas maneras de entender su entorno particular, cada vez con menos necesidad de emitir juicios poco útiles en el camino de su evolución como ser humano.

Su empoderamiento, seguridad y compasión hacia los demás se fortalecen, elevando su armonía y paz mental.

La relación con el Dinero se desplaza hacia un nuevo nivel: el del bienestar integral, en donde el resultado de sus elecciones conscientes y pensamientos selectivos activan, gradualmente, su derecho innato a ser abundante. El individuo se inspira ahora en su capacidad como creador consciente de las situaciones y eventos que aparecen en su vida.

La comprensión profunda de todo el Proceso de Manifestación en el Ser Humano ha constituido en William su propio desafío personal, así como una de sus mayores pasiones. Gracias a esto, hoy en día, puede compartir su entendimiento particular y experiencias sobre éste tema para prestar su ayuda, ofreciendo consejo, bajo una perspectiva diferente, a las personas que se encuentran en situaciones, desafiantes y caóticas que no logran entender su origen y mucho menos aún, trascenderlas de manera sostenible.
,

Gestión Organizacional Consciente

La misión, original y de base, del Ser Humano es aprender a sentirse bien dentro de la variedad y colorido existente en nuestro mundo.

La diversidad que ofrece el planeta en cuanto a las culturas, creencias, formas de pensamiento y agrupación, constituyen para el individuo un desafío permanente por encontrar el equilibrio entre su propia individualidad; que por un lado, fortalece su empoderamiento; y el intercambio colectivo, que por el otro, ennoblece su capacidad de adaptación.

Las empresas y los vínculos humanos que se edifican a través de la interacción con el entorno en donde operan, son esencialmente, escenarios perfectos para refinar nuestro crecimiento espiritual y llevar a cabo las lecciones de vida diseñadas para aprender a optimizar las relaciones.

Es un reto empresarial del ahora promover elevadas transformaciones para que exista un verdadero clima corporativo que tenga en cuenta el propósito de vida y el bienestar emocional de sus integrantes.
Es innegable que la eficiencia operacional y la calidad de vida de quienes conforman una compañía, aumentan en la medida en que sus directores creen espacios ricos en armonía e inspiración, en donde el dolor y el drama disminuyan drásticamente.
Para acometer esta labor, se invita a los directivos empresariales para que se transformen en líderes del corazón y que su orientación se base en cumplir, con coherencia y compasión, los propósitos corporativos; es decir, sacarlos del papel y los carteles de exhibición, para convertirlos en realidades latentes que se proyecten en bienestar efectivo para todos los colaboradores e integrantes de la organización.

Ayudar en la creación conjunta de un auténtico compromiso empresarial, compartir información y experiencias sobre liderazgo consciente; socializar sobre cultura y valores corporativos son los principales pilares sobre los que William enfoca su consultoría y capacitación en los procesos de Gestión de Cambio Organizacional que implementa, especialmente, en pequeñas y medianas empresas.

Algunos momentos formativos y de facilitación de Talleres